jueves, 4 de febrero de 2010

Clasificación de Articulaciones

Las articulaciones son puntos de contacto entre dos huesos, entre un hueso y un cartílago o entre un hueso y un diente (1). Están formadas por tejido conectivo flexible y permiten mantener los huesos juntos a la vez que proveen cierto grado de movimiento.

Clasificación Estructural
La clasificación estructural se basa en dos criterios: la presencia o ausencia de un espacio entre los huesos o cartílagos que articulan entre sí y el tipo de tejido conectivo que mantiene los huesos juntos (1). A continuación se detallan las clasificaciones:

Articulaciones Fibrosas

En articulaciones fibrosas dos huesos se unen de forma firme por medio de un tejido conectivo fibroso. El movimiento que se da entre ellos es mínimo o nulo (2). Se les denomina también articulaciones inmóviles (3). Hay 3 tipos de articulaciones fibrosas: suturas, sindesmosis y gonfosis.

Las suturas son articulaciones donde los huesos están unidos por una delgada lámina de tejido conectivo fibroso denso (1), se encuentran únicamente en el cráneo. Con la edad algunas de ellas son reemplazadas por sinostosis, en las cuales se funden los huesos en uno solo (1). Algunos ejemplos de este tipo de articulaciones son la suturas interparietal, intermaxilar y la internasal.

Las sindesmosis son articulaciones donde los huesos están unidos por tejido conectivo fibroso denso, en un ligamento o en una membrana interósea (1). Estas articulaciones solamente existen a nivel de la pierna (tibia/fibula) y el antebrazo (radio/ulna), llamadas tibioperonea distal y radiocubital distal.



Membrana Interosea entre el radio y la ulna (articulación sindesmosis)
Tomado de jarcia.net
http://www.rush.edu/spanish/images/si_0061.gif

Las gonfosis son las articulaciones que unen los dientes con el proceso alveolar, o sea entre la raíz del diente y los alveolos del maxilar y la mandíbula.

Articulaciones Cartilaginosas

En las articulaciones cartilaginosas dos huesos unidos por un cartílago hialino o fibrocartílago (2). Entre ellos hay cierto rango de movilidad. Se les denomina también articulaciones semimóviles (3). Hay 2 tipos de articulaciones cartilaginosas: sincondrosis y sínfisis.

Las sincondrosis son articulaciones donde el material que conecta es cartílago hilaino, se convierte en sinostosis cuando cesa el crecimiento en el largo. Se encuentra principalmente en el tórax y en la columna vertebral y entre la epífisis y la diáfisis de un hueso largo (placa epifisiaria). Algunos ejemplos de este tipo de articulaciones son las primeras articulaciones esternocostales, la occipitoesfenoidal y los discos (o placas) epifisiarios como se mencionó anteriormente.

La sínfisis son articulaciones donde el material que conecta es fibrocartílago. Permiten una cantidad mínima de movimiento que ocurre a través de la compresión o deformación del tejido conectivo intermedio. Algunos ejemplos de este tipo de articulaciones son la sínfisis del pubis y el disco intervertebral.

Articulaciones Sinoviales

En las articulaciones sinoviales dos huesos separados entre sí pero unidos por una cápsula, cartílago o cavidad articular envolvente compuesta por una membrana fibrosa externa (3). Pueden observarse ligamentos accesorios, discos articulares y una membrana o bolsa sinovial interna donde se encuentra el líquido sinovial. Presentan un grado de movimiento en más de un eje. Se les denomina también articulaciones móviles (1). Hay 5 tipos de articulaciones sinoviales: plana, bisagra, pivote, condílea, silla de montar y esferoidea.



Articulaciones de la mano
Tomado de jarcia.net
http://www.jarcia.net/Quiromasaje/Atlas/HuesosyArticulaciones_archivos/mano1.jpg

Las planas son articulaciones donde las superficies tienen esa forma o son ligeramente curveadas (1). Algunos ejemplos de este tipo de articulaciones son las intercarpianas, esternocostal, acromioclavicular, cigapofisiaria, y las vertebrocostales.

Las bisagras son articulaciones donde una superficie convexa encaja en una superficie cóncava (1). Permiten el movimiento de extensión y flexión. Algunos ejemplos de este tipo de articulaciones son el codo, tobillo, rodilla y articulaciones interfalángicas.

Los pivotes son articulaciones donde una superficie rodeada o puntiaguda encaja en un anillo fomrado parte por un hueso y parte por un ligamento (1). Permiten el movimiento de rotación. Un ejemplo de este tipo de articulaciones es la altlantoaxial.

Las condíleas son articulaciones donde una proyección en forma oval encaja en una depresión de la misma forma (1). Algunos ejemplos de este tipo de articulaciones son la radiocarpiana, temporomandibular y las metacarpofalángicas.

Las sillas de montar son articulaciones donde la superficie de un hueso tiene esa forma (cóncava) y el otro hueso (de forma convexa) se monta sobre la silla (1). Un ejemplo de este tipo de articulaciones es la carpometarpiana (entre el trapecio y el primer dígito).



Articulación Glenohumeral
Tomado de jarcia.net
http://www.jarcia.net/Quiromasaje/Atlas/HuesosyArticulaciones_archivos/esterno.jpg

Las esferoideas son articulaciones donde una superficie en forma de esfera encaja en una depresión en forma de copa (1). Tienen un alto rango de movilidad. Algunos ejemplos de este tipo de articulaciones son la glenohumeral y la coxofemoral.

Clasificación Funcional

La clasificación funcional de articulaciones se relaciona con la calidad del movimiento que permiten (1). A continuación se detallan las clasificaciones:

Sinartrosis: articulaciones que no permiten movimiento. Algunos ejemplos de este tipo de articulaciones son la placa epifisiaria, entre la epífisis y la diáfisis de un hueso largo, y las gónfosis, entre la raíz del diente y el proceso alveolar.

Anfiatrosis: articulaciones de movimiento limitado. Algunos ejemplos de este tipo de articulaciones son las intervertebrales y la sínfisis del púbis.

Diartrosis: articulaciones de gran movimiento. Algunos ejemplos de este tipo de articulaciones son la atlantoaxial y la radiocubital.

Todas las articulaciones clasificadas estructuralmente como sinoviales pertenecen a la categoría funcional de las diartrosis (1). Tienen una gran variedad de formas y permiten muchos tipos diferentes de movimiento.

Para leer más:

(1) Tortora, Gerald. Derrickson, Bryan. 2006. Principios de Anatomía y Fisiología. 11ª. Edición. Editorial Médica Panamericana. México DF. México. Cap 6.

(2) Amagia, Atilio. Barranza, Fernando. Rodriguez, Fernando. Lizana, Pablo. Laboratorio de Anatomía Humana. Guía #1. Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Facultad de Ciencias. En línea. Fecha de Consulta: 15/Enero/2010.
Disponible en:
http://www.anatomiahumana.ucv.cl/efi/2008/Guias%202008/Guia%20Osteologia%201.pdf

(3) Montoya, Katia. 2009. Antología de Anatomía General. Universidad Americana. Facultad de Terapia Física. San José, Costa Rica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada